Taringa.net1

Toma acción. Metáfora del perro y el clavo

Toma acción. Metáfora del perro y el clavo

Muchas veces no despertamos del letargo en que transitamos diariamente, sino hasta que los hechos nos demuestran el gran poder que tod@s tenemos dentro para intentar lo imposible y conseguirlo.

¡Tremenda metáfora!

“Un Hombre va de visita a casa de un amigo y cuando entra al comedor se encuentra con el perro de su amigo. El perro es grande, fuerte, pero está quejandose y llorando.

El visitante pregunta a su amigo, “¿oye, que le pasa a tu perro, parece enfermo?”,
No te preocupes, le dice el amigo, este perro es muy perezoso.

Los dos amigos se sientan a relatar sus viejas historias, mientras que el animal continúa quejándose, ante lo cual el visitante inquiere de nuevo a su amigo y le dice, “me sabe mal por tu perro, ¿porque no lo llevas al veterinario?”, el hombre le contesta nuevamente, “no te preocupes, es que este perro es perezoso”.

El visitante inquieto por la misma respuesta, le pregunta “oye ¿por qué dices todo el rato que este perro es perezoso?, yo lo que veo es que está enfermo y que está sufriendo”, entonces el amigo le dice:

“Mira lo que le pasa es que lleva sentado encima de un clavo toda la mañana, sé que le duele y  por eso se queja y se queja, pero no ha querido mover el culo de su sitio, porque con todo y clavo, se siente cómodo y ya se ha acostumbrado a su sufrimiento”.

¿En cuántos clavos has estado sentado a lo largo de tu vida, y no has hecho nada por remediarlo?

¿Cuántas situaciones de este tipo se te presentan a diario en tu vida y te quedas en la queja… sin intentar moverte para que termine la molestia?

¿Cuánto más te tiene que doler tu situación para que hagas algo al respecto? ¿Cuánto más te tiene que doler ese clavo en el que estás sentado para que te puedas quitar?

¿Hasta cuándo vas a esperar para tratar de hacer algo por cambiar esa situación? 

¿Será que a veces te acostumbras al clavo y te resulta más cómodo quejarte que intentar el cambio?[/note]

Bien, sé que son preguntas directas, ¡lo sé! pero reflexiona sobre ellas.

Detrás de la NO ACCIÓN, es decir, detrás de no movernos de encima del clavo, hay una razón de ser. Toda conducta humana, toda respuesta ante una situación concreta, por más incomprensible que pueda ser para otr@s, tiene una función positiva para la persona. Si no responde de manera diferente, es fácil que sea por miedos, creencias (conscientes y subconscientes), interpretaciones, definiciones, prejuicios, etc… que hay en su interior y que lo frenan o bien le llevan a NO tomar acción.

De ahí que los procesos de Coaching, junto con las técnicas de Pych-K y Wingwave, son técnicas tremendamente efectivas y rápidas para cambiar estos registros, estos programas que nos mantienen encima del clavo.

Y ahora ¿Cuánto tiempo vas a seguir como el perro sentado en el clavo?

¡Toma acción ya! Libera de tu interior esos bloqueos que te mantienen parad@, transforma y reprograma la información que hay en tu consciente y subconsciente y deja de ser “perro” -J, para conseguir ese cambio que tanto deseas.
COMPÁRTELO en Facebook, LinkedIn, Twitter, o tu red favorita, desde los botones de aquí debajo.
¡Ah! y deja tus comentarios, me encantará responderte o bien compartir opiniones. “Compartir es vivir” 🙂
¡Muchas gracias!