“Un coach te recordará que si uno quiere ser mañana una gran empresa, debe empezar a actuar hoy como si lo fuera”

Thomas J. Watson

El Coaching ejecutivo  proporciona las herramientas para que los profesionales se desarrollen a sí mismos. La responsabilidad del coach es liderar un proceso para guiar a los miembros de la organización a hacer uso de sus propias competencias, conocimientos y oportunidades para que sean ellos mismos quienes se potencien y se conviertan en más efectivos.

El Coach ejecutivo les transfiere un conjunto de prácticas para expandir el abanico de posibilidades de expresarse y desempeñarse mas allá de lo que ellos mismos creen posible. Los guía para que participen regularmente y canalicen su pasión creando oportunidades para aprender. Se mantiene atento para alinear el desempeño de cada uno con el de los otros miembros, y en concordancia con la cultura organizacional de aprendizaje.

El Coaching Ejecutivo  trabaja tanto individualmente, directivos y mandos intermedios, como con grupos y equipos de trabajo. Se trabaja en cualquier sector empresarial, desde grandes corporaciones hasta PYMES.

Gran número de ejecutivos y empresarios utilizan actualmente a diario los servicios de un coach para mejorar tanto sus vidas profesionales como personales.

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente”
Peter Drucker

En la actualidad nos encontramos en un mundo de cambios constantes en el que la competitividad maneja nuestros días. A través del Coaching ejecutivo se facilita el desarrollo profesional de las personas que componen una organización.

¿Quién no ha tenido la idea, como profesional, de contemplar y planear el ámbito laboral como una maravillosa herramienta a través de la cual poderse desarrollar como seres humanos, paralelamente a desarrollar los intereses empresariales?

En cuanto la persona encuentra espacio en la empresa para desarrollarse personalmente, la empresa puede seguir el mismo ritmo imparable de evolución, creatividad y desarrollo.

Objetivos del Coaching ejecutivo

El Coaching ejecutivo lo puede contratar una empresa o bien un profesional con los siguientes objetivos:
·        liderazgo,
·        desarrollo de habilidades directivas,
·        equilibrio entre vida privada y profesional,
·        gestión del tiempo,
·        definición de misión,
·        visión y propósito en la empresa,
·        gestión adecuada de las emociones intra e interpersonales,
·        hablar en público,
·        gestión de nuevos proyectos,
·        incorporación a un nuevo cargo o nueva empresa,
·        gestión del cambio,
·        trabajo con creencias limitadoras,
·        mejora del servicio al cliente,
·        obtención del mejor potencial de los empleados,
·        elevar el nivel de profesionalidad y productividad,
·        mejora del clima laboral,
·        fomentar el trabajo en equipo,
·        la creatividad, innovación,
·        compromiso,
·        aumento de la motivación,
·        trabajo específico con equipos comerciales, por reflejar algunos de los más importantes.