El Perdón es una palabra muy fácil de pronunciar, con frecuencia la escuchamos y por si fuera poco a veces la aconsejamos a otros, cuando realmente nosotros no sabemos cómo aplicarla.

Para perdonar necesitamos empezar primero por saber que respetándonos y amándonos a nosotros mismos vamos a poder ejercer el perdón. Es reconocer que si se tiene una carga negativa, nos va impedir estar en armonía con nosotros mismos y con los demás.

Normalmente pensamos que perdonamos fácilmente, apoyados y presionados por una sociedad que valora lo bien visto que es “ser bueno”.

“El deseo de venganza es puro veneno…Puede que consigas hacerle daño al otro, puede que no, eso dependerá del otro. Pero solo una cosa es segura, que con toda certeza te hará daño a ti mismo”. Osho.

La única forma de liberarnos es a través del perdón. El perdón entre muchas otras cosas, abre las puestas de la prosperidad.

Perdonar nos permite cerrar puertas para que otra mejor y más grande pueda abrirse. Es la posibilidad de empezar de nuevo. Es como volver a cero y, cuando estamos en cero, todo es posible. En cero volvemos a ser niños, abiertos, flexibles y curiosos. Sin rencores, sin preocupaciones, sin expectativas

“¿Quieres ser feliz por un instante? ¡Véngate! ¿Quieres ser feliz para siempre? ¡Perdona!”

 

Impartida

20 de julio del 2011 en la Librería Bertran (Barcelona)

Te invito a que te pongas en contacto conmigo y así ajustar esta conferencia a tus necesidades.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Mensaje