Cambioposible1

El coaching: el cambio es posible

El coaching: ¡el cambio es posible! ¿Empezamos?

En mis sesiones frecuentemente escucho expresiones como: “Quiero cambiar pero no puedo”, “Yo quiero cambiar pero hay algo en mi interior que me frena, que me bloquea, que me paraliza y me impide avanzar”, “Estoy cansado de que yo quiera, pero una especie de otro yo no quiera”.

Es cierto que el primer paso de cualquier transformación es la toma de consciencia: “la toma de consciencia posibilita”. El tomar consciencia de las creencias, interpretaciones y definiciones que tengamos de nosotros, de los otros y del mundo, nos aporta una información que no teníamos antes, abriendo nuevas posibilidades.

¿Pero qué ocurre cuando tomar consciencia no es suficiente para generar cambios? La persona es un todo: mente-emoción-cuerpo. Lo que pensamos nos genera emociones acordes a lo pensado y éstas, contracturas o tensiones corporales. Entonces, ¿Cuál es el origen del NO cambio?

Desde la visión de la física cuántica, sabemos que somos energía, que los pensamientos son energía y producen la secreción de sustancias químicas que estimulan nuestras células, generando los estados emocionales.

Las células de nuestro cuerpo tienen memoria y registran las emociones que hayamos experimentado. Por ello si hemos estimulado durante años a nuestras células con ciertas sustancias químicas, al cambiar de manera de ver la vida, las circunstancias y a nosotros, generamos nuevos pensamientos que producen la secreción de nuevas sustancias químicas, que generan nuevos estados emocionales; el cuerpo, en este punto, carente de sus químicos habituales, sufre de desnutrición por una parte, y de “mono emocional” por otra. Es este mono emocional el que activa todos los mecanismos que tiene a su alcance para lograr que la persona vuelva a su estado anterior, lo que impide que el cambio se lleve a cabo y se instale.

¿Es tan irreal la sensación que muchas personas tienen de que racionalmente ya han transformado el pensamiento limitante pero que a pesar de ello no pueden pasar a la acción? 

¿Podríamos estar hablando de dependencia corporal y emocional?

A través de las conversaciones de coaching, se va tomando consciencia de todo el entresijo que hay detrás de una limitación o miedo, llevando a la persona a poder definir desde lo que es ahora:

  • ¿Qué es lo que quiere?
  • ¿Qué sería de ser esa persona que desea ser?
  • ¿Qué tendría que cambiar en sí misma para ser la persona que desea?

Este proceso de redefinición de la persona le permite conectar con su esencia y energía vital y desde ahí generar todo lo que quiera en la vida, sosteniendo un tiempo suficientemente largo el nuevo patrón de pensamiento. El cambio se instala en el cuerpo cuando la persona puede demostrar que ya ha aprendido, porque ya lo ES.

Por ello, ¿para qué no cuestionar y/o elegir nuestros pensamientos sabiendo lo que repercuten en nuestro cuerpo y emociones?

“El cambio es posible y nuestro cambio es nuestra evolución como personas”

 

COMPÁRTELO en Facebook, LinkedIn, Twitter, o tu red favorita, desde los botones de aquí debajo.
¡Ah! y deja tus comentarios, me encantará responderte o bien compartir opiniones. «Compartir es vivir» 🙂
¡Muchas gracias!