Mente Subconsciente Mente Consciente1

Por más que pienso en positivo y hago afirmaciones (parte 2)

Hola de nuevo, quizás la primera parte del artículo os haya llevado a reflexionar, ¡o no! Bien, sea como sea estará bien!-:) Por si no lo has leído todavía, aquí tienes el enlace de la primera parte, Por mas que pienso en positivo y hago afirmaciones… 1ª parte   🙂 ¿Os acordáis de las dos últimas preguntas que os ofrecí? Bien aquí las tenéis:

¿Qué está pasando entonces? 

¿Quizás la «La Ley de la Atracción» sólo sirve para algunos? 

¿Qué conclusión habéis sacado? ¿Pensáis que es cierto? ¿Que sólo sirve para algunos?
mente-subconsciente-mente-consciente ¡No!, no van por ahí los tiros. Lo que sucede es que nuestra parte consciente es solo un 3-5% de toda la información que hay en nuestro interior y nuestra parte subconsciente el 95-97% restante. Impacta, ¿verdad? Tiene su lógica. Pensad por un momento… si el consciente fuese el 100% de toda la información que hay en nuestro interior, cualquier cosa que quisiéramos la tendríamos ya que sería tan simple como decir o decidir, «Quiero tal cosa o bien, quiero sentirme de determinada manera en esta situación y ¡así sería! » ¡Lideraríamos al 100% nuestra vida! (evidentemente en los aspectos que están bajo nuestro control)

Mucha gente no se da cuenta de que lo que manifestamos incluye lo que llevamos dentro del subconsciente; creencias, interpretaciones, juicios, prejuicios, patrones, estereotipos, experiencias traumáticas, bloqueos energéticos/emocionales, que hemos ido acumulando a lo largo de nuestra vida y en concreto en nuestros primeros 6 años de vida. Y cuando lo que pretendemos manifestar no resulta, creemos que «la ley» no funciona y abandonamos, quedándonos frustrados y sin poder avanzar en nuestros sueños y deseos para nuestra vida. Y, ¡Sí que funciona!, lo que pasa es que no hemos tomado en cuenta que nuestro resultado refleja e incluye la información de nuestro subconsciente. ¿Y entonces?… ¿Qué debemos hacer? Para manifestar, hay que alinear las creencias del consciente y las del subconsciente con nuestros deseos.

Cuando existe un conflicto entre los dos, «ganan» las creencias del subconsciente.

Y no sólo eso, sino que frecuentemente, estas creencias van unidas a experiencias de vida traumáticas por sí mismas o bien por la interpretación que hicimos de las mismas y que nos han generado una serie de creencias, definiciones y emociones asociadas, y son éstas las que nos boicotean y nos impiden conseguir lo que deseamos de manera consciente. Y os preguntaréis: ¿tanto poder tiene la mente subconsciente? Pues sí, para empezar es el 95-98% de la información que hay en nuestro interior y además, la mente subconsciente tiene la capacidad de procesar un millón de veces más que la mente consciente, y es la parte que controla el funcionamiento del cuerpo.

¿Queréis saber una buenísima noticia?

En la próxima y última parte del artículo, os la explico.

Sé que no os la vais a perder.

¡Nos encontramos en un par de días!

Gracias por vuestro tiempo y recordad, ¡es importante compartir e interaccionar! Os invito a dejar vuestros comentarios, debajo. COMPÁRTELO en Facebook, LinkedIn, Twitter, o tu red favorita, desde los botones de aquí debajo. ¡Ah! y deja tus comentarios, me encantará responderte o bien compartir opiniones. «Compartir es vivir» 🙂 ¡Muchas gracias!